¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

3ª division grupo XVII-1

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 ALC 0 0 0 0 0
1 BEN 0 0 0 0 0
1 BOCA 0 0 0 0 0
1 BUJ 0 0 0 0 0
1 GALA 0 0 0 0 0
1 TRIA 0 0 0 0 0
1 POZ 0 0 0 0 0
1 PUNT 0 0 0 0 0
1 SJUAN 0 0 0 0 0
1 SKLP 0 0 0 0 0
1 TCAL 0 0 0 0 0
1 TRI 0 0 0 0 0
1 ALCH 0 0 0 0 0
1 VIL 0 0 0 0 0
1 PEDR 0 0 0 0 0
1 ECIJ 0 0 0 0 0

Actualidad / CD. Onuba 2014

El 11 de Abril de 2014, una fecha que a buen seguro a este club onubense no se la va a olvidar por mucho tiempo. El Bar Terrazas Parque Moret Onuba en la localidad vecina de Beas conseguía en la última jornada alzarse con el título provincial de la 2º Andaluza Senior. Fue toda una fiesta aquella celebración en la pista beasina tras conseguir la victoria y un ilusionante ascenso a la 3º División, que en la temporada que viene verán hecho realidad, llevando el nombre de Huelva por la geografía andaluza

Pero el inicio de esta historia nos remonta un poco atrás. Quien conoce la capital onubense, sabe que se respira mucho fútbol sala, y de muchos quilates. Sin embargo, son muchas las mentes que piensan distinto de esta provincia, y más de la capital, Huelva. El club Huelva 93 FS rompió el hielo, y se coló rápidamente en la Tercera División. Pero su sueño duró solo un año para su posterior desaparición. En esa plantilla, como capitán de ese combativo equipo se postulaba uno de los verdaderos héroes de esta historia: Alejandro Sánchez.

 

Por otro lado, se estaba gestando un sueño de un grupo de amigos que compartían maratones, pistas, reuniones y partidos de ese oscuro fútbol sala que pocos aprecian verdaderamente. Nacía un proyecto encabezado por su presidente Antonio Maneiro, el CD. Onuba 2014. Con una pésima colaboración del consistorio onubense esta “familia Onuba” – como se apodan este enorme grupo – realizaban numerosas iniciativas para darse a conocer y poder cubrir un presupuesto para poder iniciar su temporada en la categoría provincial. Con mucho trabajo pero con mucha ilusión, se cumplía con los requisitos económicos y se acercaba el debut del Onuba en la pista.

 

Tras la desaparición de un par de clubes de la capital la anterior temporada, se convertían responsables de llevar a la capital a lo más alto por cada rincón onubense. Se antojaba una empresa difícil en un grupo bastante competitivo e igualado. Volviendo al nombre que anteriormente, Alejandro Sánchez, se convertía en el capitán de este buque. Con bastante juventud y mucho fútbol sala en sus piernas, dejaba de ser partícipe en la pista con su antiguo club y se involucraba de lleno con el club presidido por Maneiro. Junto a él tendría a Fran, tesorero del club, que también actuaría como delegado del equipo de una fantástica manera.

Arrancaba lo bonito y emocionante, la competición. Tras una larga pretemporada y su estreno en Almonte en un partido vibrante que finalizó en tablas. Pisaron muy fuerte el acelerador. Mostraban un poderío inigualable. Tanto en ataque y defensa. Cerraban su primera vuelta sin conocer la derrota y cediendo solo dos empates en nueve partidos disputados. En el club onubense no pueden olvidar aquel último partido de primera vuelta en el Palacio de Deportes consiguiendo congregar a un gran número de aficionados en un partido de altos vuelos contra un rival directo por aquel entonces como el Beas FS.

 

Al igual que tampoco en la siguiente semana como vibró el Pabellón Diego Lobato en su partido contra el segundo clasificado, Almonte FS. Este equipo con tan solo meses de historia, conseguía demostrar que Huelva quiere fútbol sala, haciendo un lleno histórico en aquel bonito encuentro que ganaron los de la capital manteniendo su imbatibilidad.

Ya se soñaba con el ascenso, las victorias seguían cayendo una tras otra, y los hombres de Alejandro Sánchez a pesar de las bajas, el frío y los partidos donde no mostraban su mejor versión, sacaban adelante los tres puntos y caminaban firmemente por el ascenso. Su máximo rival, el Almonte FS tampoco fallaba y todo se antojaba que se iba a decidir en el último partido, como así fue. Los almonteños buscaban una derrota del líder que nunca llegó.

Aquel 11 de Abril de 2015, se decidía una liga y un ascenso directo. Se dependía de sí mismo. El rival, el tercer clasificado que quería cerrar la competición con una victoria. El pabellón de Beas se llenaba por una gran cantidad de aficionados que se desplazaban de Huelva para ver como finalmente con un resultado de 1-5, llegaban los festejos. El sueño era realidad. Huelva iba a estar en Tercera División, y sin conocer la derrota. Algo histórico en la competición provincial.

 

Este equipo tampoco ha caminado solo en este trayecto, además de todo el apoyo de su junta directiva, ya tienen su grupo de aficionados que no fallan constantemente. El Sector Barandilla no ha fallado en ningún partido y ha llevado en volandas muchas veces a los suyos a la victoria final. Sin duda, que estos locos aficionados darán que hablar también en Tercera.

Además del gran trabajo de su técnico de unir un grupo hacia a la victoria, gran parte del mérito reside en el buen hacer de sus jugadores. Una plantilla amplia, que se ha convertido en esa “Familia Onuba” que ha comenzado a escribir las primeras páginas de una historia que aspira alto, del que solo necesita cada vez más apoyo exterior para seguir caminando.

Ellos son: Javi Córdoba, Raúl y Francis, desde la portería, Abri, los hermanos Félix y Manu Calero, Chico, Dani Pacheco, David, Carlos Quinty, Isaac, Peluka, Fercho, Migue Pinar, los hermanos Adri y Eloy García y Gordillo, como jugadores. Estos jugadores han llevado a Onuba en lo más alto de Huelva, ahora les toca hablar en el grupo occidental de Tercera junto con sus compatriotas Vilallba FS y Smurfit Kappa, dos clubes que comenzaron de semejante manera y llevan ya sus años. Desde la capital de la luz, quieren ser otra alternativa más. Reflejar que desde la capital saben hacer bien las cosas.

Así que como novedades para este nuevo año deportivo, han creado su propio equipo juvenil que competirá en la categoría provincial, y un equipo femenino. Sin duda, el CD. Onuba no para de crecer y apostar por el fútbol sala onubense. Huelva comienza a salir de ese largo letargo de retroceso frente a otras provincias andaluzas.

¡Bienvenidos CD. Onuba, y que sea por muchos años!
 
José Miguel Lepe