¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Actualidad / CAFS

La temporada 15/16 ha entrado en su segundo mes. Los clubes, algunos han comenzado a preparar el curso, y el resto tiene fecha para su comienzo. Las distintas territoriales que quieren ser competitivos en los Campeonatos de Selecciones Territoriales ya tiene perfilado su cuerpo técnico para todas las selecciones que van a disputar el Nacional de la temporada.

Andalucía, gracias a su presidente loperiano mantiene la línea a la que nos tiene habituado desde hace nueve años. Miguel Sarria es así, y como lo único que le importa es su ego, qué más le da los resultados que puedan tener las selecciones andaluzas.

El presidente designado por Eduardo Herrara, que no es el que los clubes, y el futbol sala en Andalucía quiere, ejerciendo de director deportivo –para eso lo abarca todo- tiene en cartera los que serán los seleccionadores para esta temporada. Es curioso que los técnicos, algunos no saben ni que selección dirigirán, lo que no les permite el poder poner manos a la obra “curioso verdad”. En este ramillete de seleccionadores –como en botica, hay de todo- los hay que repiten curso al precio que sea, el que vuelven a la casa que ya conocen, y en especial uno, que está dispuesto a tirar por borda la credibilidad que cosecho, cuando está en periodo de retiro. Miguel Sarria, tras el nombramiento de los seleccionadores 15/16 no podrá decir que "no hay más cera que la que arde". Ojala con el paso del tiempo no tengamos que dedicarle otro artículo más con el que le pueden salir los colores. Por material en el congelador no será.

Miguel Sarria sabe que está caminado por tierras movedizas. El presidente loperiano es el gran culpable que hoy el área deportiva del futbol sala no tenga un director deportivo. Lo había y salió corriendo, él se encargó de que fuera así. El cuerpo técnico que tiene formado –para eso es el amo- lo tiene que presentar a Antonio Muñoz “Canito” para que dé su aprobación. El vicepresidente de la RFAF y responsable del área deportiva está muy desencantado tras haber intentado que el futbol sala caminara como debe dentro de la RFEF, sin lograr nada. Lo cierto es que Antonio Muñoz pasa tres pueblos de la gestión de Miguel Sarria metido a director deportivo, y con esta situación haber cuando los seleccionadores pueden comenzar a trabajar. Probablemente Canito tendrá en sus archivos –que ya tienen polvo- seleccionadores que por el momento no están en la línea de los que prefiere el presidente loperiano “así nos va”.

El tiempo se va y como alguien no ponga los puntos sobre las iiiii, los seleccionadores más despistados que una cabra en un garaje, comenzaran a trabajar en el mes de octubre. Eso sí, al estilo Sarria.