¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 TORC 0 0 0 0 0
1 EJI 0 0 0 0 0
1 LOJA 0 0 0 0 0
1 CAJA 0 0 0 0 0
1 CDIZ 0 0 0 0 0
1 GUA 0 0 0 0 0
1 IES 0 0 0 0 0
1 ROLD 0 0 0 0 0
1 ALG 0 0 0 0 0
1 ALCA 0 0 0 0 0
1 GARR 0 0 0 0 0
1 MART 0 0 0 0 0
1 MON 0 0 0 0 0
1 HISP 0 0 0 0 0
1 TMELL 0 0 0 0 0
1 UDL 0 0 0 0 0

2º División Femenina / Resumen / 6º Jornada

Guadalcacín se queda como único equipo imbatido en el grupo III de la Segunda División. Además, a día de hoy, Andrés Sánchez y las suyas son el mejor conjunto de toda la categoría pues, en el resto de España, no hay ningún otro combinado que haya conseguido pleno de puntos en lo que va de Campeonato. En esta ocasión, la víctima de la artillería jerezana fue la Garrovilla, que fue capaz de maquillar un resultado que en el descanso ya se había puesto muy cuesta arriba para las extremeñas, concluyendo la contienda con un dos a cuatro que dejó patente la diferencia de recursos que hay entre ambas escuadras.
 
Y a la sexta fue la vencida. En casa y ante un solvente Torcal, el Cádiz sufrió su primera derrota en lo que va de campaña. Ambos conjuntos basaron su juego en férreas defensas perfectamente secundadas por sendos muros bajos los palos, lo que desembocó en un exiguo marcador que se decantó del lado visitante, alzando a las malagueñas al cuarto puesto de la clasificación a dos puntos de las gaditanas, que ocupan el segundo peldaño de la tabla.
 
Hispania, que se desplazaba a Sevilla con el objetivo de no perder comba con respecto a los equipos gaditanos, sufrió en tierras hispalenses una dolorosa e inapelable derrota. El encuentro, que destacó más por corazón que por cabeza, por empuje que por juego, permitió a las de Víctor Vizuete reencontrarse con la victoria y medio reengancharse al grupo de cabeza.
 
Un equipo que ha comenzado la campaña con muchísima solvencia es el Atlético Monachil, el cual a base de regularidad, se ha encaramado en un meritorio tercer puesto. En esta ocasión cumplió con los pronósticos y superó al Malagón, farolillo rojo de la competición. Las castellanas no acaban de romper el hielo en la categoría y cosechan la sexta derrota de seis posibles; parece que su juego mejora y que cada vez son más competitivas, pero precisan de una victoria para no caer en el desánimo.
 
Almagro está creciendo a pasos agigantados, y cada semana está más cerca de ser el equipo que aspira a disputar los play-offs. No obstante, esta semana sufrió el oficio del Vícar, que se está desmarcando como uno de los combinados más incómodos de la liga. Viendo sus resultados (tres empates, dos derrotas por la mínima y una victoria por un gol de diferencia), las almerienses están consiguiendo maniatar a sus rivales y llevarlos a su terreno, contrarrestando las virtudes del oponente y llegando con opciones de victoria hasta los últimos minutos de cada partido.
 
San Juan Bosco dio un pasito más hacia la salvación y se impuso por tres goles a dos a un Alcantarilla que sólo ha cosechado un punto de los últimos nueve. Partido igualado entre dos equipos que palían la falta de individualidades con un notable trabajo del bloque. Esta vez fueron pequeños detalles los que permitieron que las locales se llevaran el gato al agua a falta de quince segundos para el final del encuentro.
 
En tierras pimentoneras, el Cajasur de Córdoba obtuvo un meritorio punto ante un Roldán que, pese a no estar todavía al nivel del curso pasado, sigue poseyendo un ramillete de jóvenes jugadoras repletas de recursos técnico-tácticos. Las cordobesas poco a poco van cogiendo ritmo y todo hace indicar que en la segunda parte de la liga serán uno de los rivales más temibles del grupo.
 
Y por fin llegó la victoria a Loja. ¡Y de qué manera! Siete a cero para unas granadinas que están deseando demostrar todo lo que valen (que es muchísimo). Esperemos que este triunfo suponga el comienzo de una racha triunfante. Torreblanca, por su parte, sigue a lo suyo, yendo día a día, semana a semana, con la derrota ya olvidada y con la mente puesta en la próxima cita para seguir avanzando, punto a punto, hacia el objetivo de la permanencia.