¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Andrés Pedreira ex-presidente del Uruguay Tenerife

 

Emito el siguiente comunicado más tarde de lo que hubiera deseado, pero mi situación emocional y la prudencia inherente a todo procedimiento judicial han justificado este retraso.
 
1- He presentado, con carácter irrevocable, mi decisión como Presidente del CFS Uruguay Tenerife. Jamás tendré palabras para agradecer lo que he experimentado junto a este grupo humano. Ojalá reciban el cariño y admiración que merecen.
 
2- Me gustaría agradecer, y a la vez pedir perdón, a todos los componentes del CFS Uurugay Tenerife por lo que he sufrido esta última semana, habiendo estado expuestos a una presión social y mediática brutal. Especialmente quería acordarme de Manuel Clemente y Adolfo Domínguez (Fito), que han sido las caras más visibles en este proceso y que han soportado un desgaste físico y emocional inmerecido. Me duele sobre todo por ellos, porque se trata de dos personas que siempre han trabajado de manera desinteresada en el Club, no habiendo nunca recibido contraprestación alguna, ni teniendo nunca nada que ver con la gestión económica del mismo. Espero queahora encuentren la fuerza necesaria para seguir peleando por este gran proyecto.
 
3- Agradecer de corazón las muestras de cariño recibidas en estos momentos tan complicados. Cuando termine el largo proceso que ahora se inicia, espero poder corresponderos a todos.
 
4- Se que cuento con una inferioridad enorme de recursos en el juicio mediático paralelo inherente a este tipo de procesos. Pese a ello, y como siempre he dicho, daré la cara ante todos en el momento personal oportuno, para contar mi versión de los hechos.
 
5- Soy el único responsable - para bien y para mal - de todas mis actuaciones. exonero de cualquier responsabilidad en ellas a todos los miembros del Club, y de mi entorno social y familiar. Sólo pido que dejemos trabajar a los mecanismos que nos hemos impuesto en el Estado de Derecho.
 
Atentamente
 
Andrés Hernández Pedreira