¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Formulario de acceso

Actualidad / CNFS

A las 10:00 del próximo sábado, aprovechando la final de la V Copa del Rey, en el hotel Puerto Juan Montiel de Águilas (Murcia) tendrá lugar una nueva partida de póquer en la que estarán presentes los Caudillos de Castilla La Mancha y Andalucía. Presidente y Vicepresidente del CNFS, a los que acompañaran toda la corte que componen la junta directiva del CNFS.

Una nueva reunión del Comité Directo que como es habitual no servirá para nada. Antonio Escribano tomara la palabra y contara el cuento de todos los años, que hace muchas cosas cuando la realidad es que no hace nada (seguimos pendientes del famoso congreso del futbol sala). Como no sabe ni lo que dice terminara todo aturrullado sin saber por dónde tirar mientras que la tropa –que no está de acuerdo en nada- traga y traga. Todo seguirá igual de mal como que esta, y luego todos a almorzar, una buena siesta a presenciar la final.

En alguna de las jugadas, su hubiera memoles, no estaría de más que algunos de los jugadores sacara a colación la cagada andaluza en el Nacional Alevín disputado en Almendralejo (Badajoz) que jugo el primer partido con dos jugadores de forma irregular perjudicando a la Región de Murcia en la segunda jornada. Un buen motivo que se le presenta al Caudillo Manchego para haber expulsado del CNFS a Miguel Sarria –Vicepresidente figurante- que no aportada nada al ente nacional, y lo único para lo que esta es para cobrar las correspondientes suculentas dietas. Claro que para Antonio Escribano es complicado expulsar a un inepto dirigente, cuando el como presidente del CNFS es otro inepto con los mismos objetivos que el Caudillo Andaluz.

Como se suele decir, Dios los cría y ellos se juntan. Así le va al futbol sala nacional amateur y al andaluz.