¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

# Equipo PJ PG PE PP PTS
1 CARR 0 0 0 0 0
1 EJI 0 0 0 0 0
1 CAD 0 0 0 0 0
1 CARM 0 0 0 0 0
1 JAEN 0 0 0 0 0
1 JER 0 0 0 0 0
1 MELS 0 0 0 0 0
1 NAZAR 0 0 0 0 0
1 PUN 0 0 0 0 0
1 BETB 0 0 0 0 0
1 PFS 0 0 0 0 0
1 SCON 0 0 0 0 0
1 COIN 0 0 0 0 0
1 KENT 0 0 0 0 0
1 XER 0 0 0 0 0
1 ZAM 0 0 0 0 0

Miguel Gago / Cádiz CFV

Una de las novedades en los banquillos del grupo 5º de Segunda B la ponía la pasada temporada Miguel Gago. El técnico gaditano curtido en muchas batallas en Cataluña comenzaba una nueva andadura en el Cádiz CFV. Con Gago hemos hablado de lo que ha sido su primera temporada en el futbol sala andaluz.
 
Tras finalizar la temporada ¿con que te quedas en tu estreno en el futbol sala andaluz?
Ha sido una temporada que me aporta muchas cosas positivas. La satisfacción de poder dirigir a mi equipo de toda la vida no tiene precio.  Cuando me lo ofrecieron no lo dude y rápidamente llegamos a un acuerdo. Tras finalizar la temporada me siento orgulloso de este equipo del poder de superación del jugador gaditano ante las adversidades. 
 
¿Cómo ha sido la temporada para un técnico con cultura catalana que ha tenido que lidiar con jugadores gadita?
A pesar de residir en Cataluña gran parte de mi vida, mis raíces son andaluzas y en concreto gaditanas, no me fue difícil congeniar con el carácter gaditano. El futsal tiene un lenguaje universal entendido por cualquier jugador independiente su idioma o región de procedencia. Lo que prima es las cualidades humanad y deportivas adaptadas al grupo y en este sentido el grupo formado por Cádiz CFV es de diez. 
 
Tus números en goles en la clasificación han sido, a favor de descenso y en contra de equipo de Copa del Rey ¿cuál ha sido la fórmula para hacer defender bien a los equipos gaditanos?
Cierto es que nos faltó gol durante toda la temporada y eso lo supimos contrarrestar con ser uno de los equipos menos goleados.  No hay poción mágica y no quiero sacar la frase hecha de trabajo y más trabajo, todos los equipos trabajan y trabajan, es cuestión de potenciar actitudes. Nosotros optamos por el rigor táctico defensivo como nivel máximo de prioridad, no descuidamos la faceta ofensiva pero éramos conscientes que el perfil de nuestros jugadores no facilitaba la efectividad en estas fases del juego.  El jugador gaditano tiene fama de anárquico y no ser disciplinado en defensa. Esta temporada los componentes de la plantilla de Cádiz CFV (cien por cien gaditanos) se encargaron de desmentirlo demostrando que además de tener grandes cualidades en el trato del balón también tienen gran capacidad de sacrificio en defensa y muy solidarios con el juego de equipo. 

 

 

 

¿Porque sido el gol la asignatura pendiente de tu equipo?
Esto solo tiene una única lectura, la falta de gol lo hace no tener ningún jugador con este perfil, el único con cualidades cercanas al gol, lo firmó otro club en la cuarta jornada de liga.
 
¿De tu plantilla que jugadores te han sorprendido?
Como suele ocurrir siempre hay jugadores que te sorprenden gratamente  y otros no tanto.  En esta ocasión tengo que agradecer a los 8 que acabaron el campeonato, dieron la cara hasta el final demostrando un gran compromiso con el equipo en los momentos más complicados sacando fuerzas de donde no las había. 
 
¿Te arrepiente de algo que podías haber cambiado?
Siempre se pueden hacer las cosas mejor. A toro pasado es muy probable que cambiaría ciertas decisiones pero creo que en el momento tomamos el camino más adecuadas y que no fue mal. 
 
¿La salida de jugadores importantes a mediados de temporada como lo asimilaste?
Fueron momentos complicados, la salida de jugadores fue paulatina y nos íbamos reinventando para seguir luchando en los puestos de arriba. Los meses de enero febrero y marzo no se pudieron resistir, la acumulación de:  Carnaval, exportación a otros equipos, exámenes de febrero,  semana santa y lesiones propicio jugar toda la segunda vuelta con tan sólo dos cambios y ausencias muy significativas que mermaron en exceso nuestras posibilidades de luchar por la zona noble de la tabla. 
 
¿Cuáles han sido los momentos que te hayas podido sentir más decepcionado?
Decepción no es la palabra adecuada si puedo decir frustrado por no poder mantener a todos los chicos que empezaron por  diferentes  motivos.  La falta de recursos económicos y logísticos me imposibilitaba para poder retenerlos en nuestro club. 

 

 

 

¿Qué diferencias has encontrado entre la Segunda B catalana y la que te has encontrado en el sur?
La diferencia fundamental es la geográfica. En la segunda B catalana actual los desplazamientos son media hora y alguno como mucho de una hora con la salvedad del viaje a las islas.  En la segunda B del sur no hay desplazamiento corto. En lo deportivo depende mucho de las temporadas,  en Cataluña hubo años de igual nivel que esta temporada 2014/2015 y otras de menor nivel. Bien cierto es que, quitando al Betis, el resto de equipos fueron todos muy competitivos y cualquiera podía ganar un partido. No habían favoritos claros. 
 
De los equipos rivales ¿cuál o cuáles te han llamado más la atención?
Todos los equipo tenían varios jugadores destacados con grandes cualidades. Si tengo que destacar alguno me destaco a Mengibar un recién ascendido que logró un meritorio segundo puesto.  En el deporte siempre nos acordamos del campeón y está claro que fue el mejor pero yo quiero mencionar a Mengibar porque marco diferencias de puntos con el resto con parecidos recursos.
 
¿Cómo se presenta el futuro de Miguel Gago tras una temporada muy aceptable en el Cádiz CFV?
El futuro se presenta incierto. No está claro que  ocurrirá con el Cádiz CFV,  depende mucho de lo que  ocurra con el fútbol. Los club tienen muchas dificultades económicas y resulta muy costoso tener entrenadores de otras provincias. A fecha de hoy no se si tendré equipo para la próxima temporada. Habrá que esperar. 
 
Para finalizar, ¿algo que quieras añadir?
Dar las gracias a todas las personas que me ayudaron en esta mi primera temporada en tierras andaluzas. 
 
José Miguel Lepe