¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Sub-19 / España - Portugal / Cronica / 2º Amistoso

España se saca la espinita ganando 4-3 a Portugal

España: 4
Adrián Pereira, Ricardo Mayor, Cristian Molina, Ignacio Torres, Adrián Rodríguez; -cinco inicial- Antonio Pérez, Alejandro Cerón, David Peña, Christian Povea, Nicolás Marrón y Bernat Povill.
 
Portugal: 3
Martim Figueira, Gustavo Rodrigues, Tomás Paço, Hugo Neves, Célio Coque; -cinco inicial- Milton Dias, Rui Moreira, Ruben Góis, Tomás Reis, Sévio Marcelo.
 
Árbitros: Ramos Marín y Bustos Caparrós. Tarjeta Amarilla min. 13 Ruben Góis.
 
Goles: 1-0 | Bernat Povill (3'); 1-1 | Tomás Reis (7'); 2-1 | Niolás Marrón (8'); 3-1 | Antonio Pérez (32'); 3-2 | Célio Coque (32'); 3-3 | Hugo Neves (32'); 4-3 | Ricardo Mayor (33')
 
 Pabellón Polideportivo ‘El Viejo’. Lleno



Orgullo, pundonor, sacrificio colectivo, grandes dosis de calidad y, sobre todo, un fútbol sala de muchos quilates es lo que desplegaron los españoles sobre en el pabellón de San Andrés
 
Había que sacarse la espinita. Los chicos de Albert Canillas querían olvidar rápidamente la derrota del día anterior en Úbeda de la mejor manera posible, con una gran actitud, con buen juego y, además con un triunfo ante su afición. Y vaya si lo hicieron. Orgullo, pundonor, sacrificio colectivo, grandes dosis de calidad y, sobre todo, un fútbol sala de muchos quilates es lo que desplegaron los españoles sobre en el pabellón de San Andrés.
 
Una vez más, el ritmo y la intensidad quedaron patentes en cuanto que los dos equipos comenzaron a atacar. Portugal triangulaba rápido y España elaboraba un poco más sus posesiones, hasta que en el minuto 3 Bernat Povill recibe un balón al borde del área, que acaba de tiro cruzado en la red. España volvía a ponerse por delante, al igual que en el encuentro de Úbeda.
 
La tónica dominante, juego físico y de contacto con el que ambos combinados trataban de medirse las fuerzas. Y es ahí donde los lusos se sienten más cómodos. Una jugada enredada acaba con un balón al segundo palo, que Tomás Reis aprovecha para nivelar el marcador.
 
Con la intensidad que va adquiriendo el partido, el -¡quién lo diría!- debutante Nicolás Marrón, comienza a hacerse grande en la posición de pívot. Se vale del cuerpo y de sus buenos movimientos de espaldas a la portería para inventarse una jugada individual que lleva el 2-1 al electrónico.
 
Los portugueses insisten y Álvaro Recio salva bajo palos. A renglón seguido España desaprovecha un dos para uno ante Bernardo Paço, quien -una vez más- se encarga de evitar que el casillero español siga creciendo. Gran primera parte de los de Albert Canillas, que al margen de un par de desajustes defensivos, pasan por encima de Portugal en todos los aspectos del juego.
 
 
Tras el descanso, España sale muy concentrada y genera buenas ocasiones de gol que se escapan por muy poco. Mientras tanto, los visitantes esperan su ocasión sin bajar los brazos. Hasta que Antonio Pérez saca a relucir su buen golpeo de balón y hace el 3-1 de duro disparo. Una ventaja que se esfuma en segundos. Primero, Célio Coque desde fuera del área acorta distancias. Y en la siguiente jugada, Hugo Neves vuelve a equilibrar el duelo.
 
Es entonces cuando el partido entra en su mejor momento. Ebullición de fútbol sala en ambas porterías. Y en esas, Ricardo Mayor aparece con contundencia desde atrás para hacer el cuarto tanto español.  A pesar del intento portugués jugando de cinco, España defiende bien todas las acometidas.
 
A partir de ahora, llega el momento de la verdad, de no fallar, de dar un golpe sobre la mesa y demostrar que España es una seria aspirante a coronarse como dueña y señora del viejo continente en el primer Europeo de fútbol sala sub-19 de la historia. Y para lograr ese objetivo en Letonia -país organizador- es necesario salir de Tiflis con el único billete que hay en juego. El mismo al que aspiran Turquía, Hungría y la propia Georgia. Ya no hay amistosos de por medio. Tampoco, margen para el error. Pero desplegando un juego como el de hoy, estos chicos viajan ya con gran parte de los deberes hechos.
 
Abel Martín RFEF