¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Preeuropeo Sub-19 / España- Turquía / Crónica

 España rompe el hielo con un triunfo  frente a Turquía

España: 4
Álvaro Recio, Ricardo Mayor, Cristian Molina, Bernat Povill, Adrián Rodríguez - cinco inicial - también jugaron: Adrián Pereira, Antonio Pérez, Ignacio Torres, Alejandro Cerón, David Peña, Christian Povea, y Nicolás Marrón.
 
Turquía: 2
Çinar Erkan, Aygün Muhammed Yusuf, Sen Cenk, Balci Bünyamin, Özkan Muhammet Furkan - cinco inicial - También jugaron: Tas Recep, Senocak Emir, Ergül Tunahan, Altindis Berat, Çiollak Sefa, Acar Mustafa, Diraga Batuhan.
 
Árbitros: Ales Monik Peric (ESL) y Mantas Pomeckis (LIT). Tarjeta Amarilla a Ruben Góis, Antonio Pérez y Diraga Batuhan.
 
Goles: 1-0 min. 3 Bernat Povill. 2-0 min. 7 Alejandro Cerón. 3-0 min. 13 Antonio Pérez (P). 4-0 min. 13 Nicolás Marrón. 4-1 min. 37 Balci Bünyamin. 4-2 min. 37 Balci Bünyamin.
 
Incidencias: Partido Internacional Preeuropeo 2019 disputado en el Pabellón Olympic Palace

 

Excelente primera mitad de España en ambas porterías. Muy productivos ofensivamente, a la vez que ordenados en la zaga. Una situación que se repitió en la segunda parte, aunque sin acierto de cara a gol y con dos tantos encajados de manera inesperada.

El resultado engaña y mucho. Debería haber sido una victoria mucho más contundente. Porque los de Albert Canillas estuvieron sensacionales. Turquía, en cambio, fue todo un quiero y no puedo, pero con premio incluido. Intentaban atacar, con más impaciencia que acierto. Sus tantos llegaron en sendos rebotes. Cuando trataban de frenar a los nuestros se veían constantemente desbordados.

Desde que el balón echó a rodar en el Olympic Palace, el dominio absoluto en posesión y juego llevaba nombre español. Dos minutos de partido y dos avisos. En el tercero llegó el primer tanto. Una buena triangulación en banda le permite a Cristian Molina irse de su par y dar un pase al área para que Bernat Povill solo tenga que empujar el balón. Un resultado, que se amplía cuatro minutos más tarde. De nuevo, excelente combinación española. Alejandro Cerón define perfectamente ante Çinar Erkan.

Una y otra vez, el guión se repetía. El combinado otomano esperaba en su campo las acometidas hispanas y lo hacía con una defensa prácticamente individual. Un auténtico filón para los jugadores rivales, que gracias a su buen hacer en el uno contra uno, generaban superioridad cada vez que se inventaban un regate. Idéntica situación cuando, a través de uno o dos toques, los de Albert Canillas movían rápidamente la pelota. Los turcos llegaban tarde a las ayudas, si es que las hacían, y no encontraban la manera de parar la ofensiva. Tanto es así, que el seleccionador de Turquía decidió cambiar su planteamiento por uno más zonal. Pero ni con esas.

De otra rápida triangulación de España se aprovecha Bernat Povill, que solo ante el portero, tiene que ser derribado. Le tuvieron que zancadillear para pararle. Antonio Pérez no falla desde los 6 metros y lleva el tercero al electrónico. Marcador que se amplía antes del descanso, gracias a Nicolás Marrón, quien hace bueno un pase en largo a su posición de pivote.
El monólogo español se prolonga también en los segundos 20 minutos. No obstante, se dio esa curiosa paradoja en la que, a pesar del dominio y las ocasiones el balón se resistió a entrar. No llegaron más goles por diversos motivos, aunque el meta Çinar Erkan y los palos fueron los principales culpables.

Sin embargo, Turquía encontró demasiado premio para su propuesta de fútbol sala. Ni ellos se lo esperaban. Dos goles seguidos de Balci Bünyamin, tras sendos rebotes, a falta de tres minutos para el final les dio una pizca de esperanza, que se esfumó tan pronto llegó.

España arranca así con una merecidísima victoria este Preeuropeo de Georgia y espera ya a su siguiente rival. Este lunes se medirá contra Hungría -14:00, hora local.-
 
Abel Martín RFEF